Las 7 claves…

,

1.       Empezar dieta sin planificarla

Domingo noche (conversación interna): “¡Mañana empiezo dieta, esto no puede ser, este fin de semana me he pasado demasiado comiendo! ¡Sí, sí mañana empiezo!

No sirve, no vale, es una tontería. Lo harás el lunes y el martes, el miércoles ya no sabrás que comer, te aburrirás y volverás al desorden alimentario. Por lo tanto lo mejor de todo es PLANIFICARLO bien.

2.       Planificar la dieta sin empezar a hacerla

palomitasDomingo noche (conversación interna): Ya tengo la pauta a seguir para estos 15 días (hecha por un profesional). Pero mejor la empiezo el miércoles, porque el lunes voy al cine y comeré palomitas y el martes tengo comida con los del trabajo.

No sirve, no vale, es una tontería planificar si no hay una acción. Siempre aparecerá alguna excusa perfecta para retrasarlo todo. Decídete y  EMPIEZA

3.       Fijar plazos y expectativas irreales en el tiempo

Un día cualquiera (conversación interna): A ver si en 1 semanita me quito 5 kilos para estar este fin de semana perfecta/o para ir a cenar con Pedro/María.

No sirve, no vale, es dañino para tu cuerpo. Marcarse un objetivo irreal es poco productivo. Se REALISTA

4.       No tener claro “porqué” se quiere iniciar la dieta.

Conversación interna continua: ¿Por qué quiero perder peso? Porque me gustaré más, porque así seré más feliz, porque gustaré más a los demás, porque estaré más ágil…

No sirve, no vale, es dañino para tu mente. Cuando existen tantos “porqués” la fuerza de la motivación se desvanece. Así que encuentra un OBJETIVO CONCRETO

 

5.       Hacer esfuerzos extra en vano

ejercicio frustradoDomingo noche (conversación interna): ¡ya toca moverse un poco, esto no puede ser! Mañana me levanto antes, me voy a clase de body pump y luego cuando salga de trabajar me voy a jugar a pádel. Esto lo haré cada día hasta que consiga mi objetivo.

No sirve, no vale, es hacer un esfuerzo extra que durará 3 días, el cuarto día tendrás agujetas, estarás muerto de sueño y no podrás con tu alma. Un sobre esfuerzo es inútil. Las cosas se empiezan poco a poco y con SENTIDO COMÚN.

6.       Tener deseos enfrentados. Pensar, decir y hacer cosas diferentes.

Domingo tarde (conversación interna): ¡debería de plantearme ir a un dietista-nutricionista que me aconseje que hacer para saber comer, pero es que seguro que pasaré hambre y me quitara muchas cosas! ¡Quiero perder peso, pero quiero seguir desayunando mi donut y mi café con leche!

No sirve, no vale, es inviable. No puedes pretender conseguir algo distinto, haciendo lo mismo. RENUEVATE

7.       Tratar de conseguir los objetivos solo.

Conversación interna: ¡no consigo lo que quiero además subo de peso, paso hambre y tengo rampas! No estoy motivada y me lo salto porque total soy yo la que me controlo.

No sirve, no vale, es peligroso para tu organismo. Cada persona necesita unas cosas distintas y cada persona es diferente, no sirve la misma pauta para la vecina del 5º que para ti o para tu hermana. El apoyo de un profesional es vital, para motivar, para reeducar, para guiar y acompañar en estos procesos. Pide APOYO

Seguramente has tenido alguna de estas conversaciones internas, así que no tortures más tu mente, toma consciencia del asunto y actúa. De esta manera conseguirás:

¡Planificar, actuar, ser realista, fijar tu objetivo, hacer las cosas con sentido común y lograr lo que deseas!

planificacion

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola
¿En qué puedo ayudarte?